Vivir positivamente

vivir positivamente

¿Ya sabes lo que quieres conseguir? ¿Y lo que tienes que hacer para ello?

Estos son los pasos previos y necesarios para permitir que de repente a tu vida empiecen a llegar casualidades, nuevas oportunidades y posibilidades que te van a ayudar a conseguir tu objetivo.

En realidad esto que te acabo de escribir no lo puedo demostrar, tampoco puedo asegurar que sea magia, pero lo que sí que puedo afirmar es que existe, ocurre y hay muchas personas que ya lo están viviendo.

Es muy probable que si todavía no tienes claro lo que quieres conseguir en la vida, no hayas podido percibir la clase de situaciones que antes te he descrito! Así que pregúntate:

¿qué es lo que quiero?

Nuestra atención está muy mermada, todo lo que puedes percibir de forma consciente es sólo una parte muy pequeña de la inmensa realidad.

¡La buena noticia es que se puede reeducar!

Este es el tipo de situaciones que veo a diario en miles de personas que tras la elaboración del collage en mis Seminarios, su vida toma otro sentido!

Frecuentemente recibo mails de muchas personas que tras asistir al Seminario, me cuentan como les está funcionando el collage y la ley de la atracción!

De repente perciben las pequeñas “causalidades” en sus vidas, les ayudan y les convencen por sí mismas de que la ley de la atracción funciona.

 

Es verdad o es mentira, que ¿la ley de la atracción existe?

No lo sé.

No obstante el hecho de plantearte qué objetivos quieres conseguir, hace que tu enfoque acerca de tu realidad cambie, percibes las cosas de otra forma; has descrito lo que quieres hacer o conseguir, tienes una noción de que es lo que tienes que hacer para conseguirlo y le das importancia a tus deseos y al instante nuestro cerebro se enfoca en ello, convirtiéndolo en muchas ocasiones en realidad.

De repente, te darás cuenta que, por ejemplo, tus amigos o quizás amigos de tus amigos justo tienen la experiencia que tú necesitas, dominan el idioma que tu quieres aprender, tienen un familiar que vive en Inglaterra en el momento que tú necesitas hablar con alguien para perfeccionar tu inglés, que llevan tiempo haciendo este deporte que tu quieres practicar, que justo acaban de hacer un curso por internet del tema que a ti te interesa!

La verdad es que esta gente siempre ha existido, siempre ha estado ahí, en tu entorno, en tu vida… pero hasta este momento en el que te has planteado tus objetivos, ¡no les has prestado atención!

Algunos dicen que te conviertes en lo que sueles pensar.

No sé si es verdad o no, pero influye. Lo veo bastante en la gente de mi alrededor. Las creencias positivas y negativas tienen tendencia a hacerse más fuertes, a crecer y a plasmarse en tu vida.

Si tienes un enfoque positivo hacia el mundo verás más acciones positivas y por ende tendrás más experiencias positivas; los que ven el mundo de forma más negativa, perciben en consonancia a lo que sienten y también se materializa en su realidad.

Así que define lo que quieres conseguir, piensa en cómo lo vas a hacer y en cómo te quieres sentir. Reenfoca tu atención para vivir positivamente.

 


3 Respuesta to “Vivir positivamente”

  1. Laura | 17 diciembre, 2013 @ 19:25 |

    Yo si creo que existe realmente la ley de la atracción. Como tú explicas, cuando quieres realmente algo, parece que empiezan a aparecer las circunstancias en la vida que te llevan a ese objetivo, cosas que antes no veías aunque estaban igualmente ahí.
    A mi me han pasado cosas realmente increíbles que no puedo pensar que han sido casualidad si no causalidad. El efecto de desear realmente algo y de pensar en positivo me ha traído esas experiencias.
    Gracias por escribir cosas tan interesantes.

  2. Ángeles | 3 junio, 2014 @ 3:19 |

    Claro que existe la ley de la atracción. Es maravilloso todo lo que me ha pasado desde que la práctico. Estoy feliz y se que puedo llegar muy lejos. Me encanta sentirme como un imán, puras cosas buenas me suceden. Empeze escuchando mantras para atraer el dinero y una cosa me llevo a otra. Feliz

  3. Susana | 20 diciembre, 2014 @ 20:24 |

    Desde hace algunos años quise vivir en Europa, mas exctamente en Francia (vivía en Argentina). En cuanto mi marido se jubiló apareció un trabajo para él en España, y tres meses más tarde estábamos viviendo en ese país.
    Mi deseo se cumplió, y a los 67 años estoy realizando lo que parecía imposible ya que en este momento estamos en Francia, buscando una casa. Tengo tantos pequeños y grandes episodios de mi vida que se realizaron por solo desearlos, que más que tonta sería en no creer en la ley de la atracción. Descubrí esta realidad hace pocos años, pero esto y la cultura zen me han ayudado a poder ser feliz, a pesar de haber sufrido una niñez complicada. Quisiera que la gente más joven pueda darse cuenta de ésta ley, para poder aprender a vivir sin sufrimientos y con muchas esperanzas, una vida feliz.

Dejar comentario