Tu ser interior

tu ser interior

Partimos de la premisa, de que existe una fuerza o energía superior que nos rodea, nos asiste y nos ayuda.

La fuerza creativa fundamental o energía del universo es el núcleo de todo lo que existe. Experimentar esa fuerza se puede describir de maneras distintas; es difícil expresarlo en palabras, pero todos alguna vez hemos tenido un sentimiento de unidad o sencillamente de pensar o incluso saber que no estás solo en el Universo.

Aprender a sentir esa fuerza de vida o del Universo, y hacerlo cada vez más, nos hará sentir una fuerza mayor dentro de nosotros, una fuerza que nos guía, que nos ama, nos enseña y nos apoya en nuestro día a día.

El universo se puede convertir en ese guía, maestro o amigo que queremos y necesitamos. Es decir todo lo que queramos sentir de él, lo podemos lograr a través del contacto con nuestro interior.

¿Cómo descubrir tu intuición para lograrlo?

Tu intuición, aunque no lo creas, ¡siempre lleva la razón!

Si estás dispuesto a tomar el riesgo y actuar según tus creencias, según lo que tú crees que es la verdad y te atreves a arriesgarse y a cometer errores, entonces de toda esa experiencia aprenderás a desarrollar tu intuición.

Lo primero que tienes que hacer es darte cuenta de lo que sientes por dentro y del diálogo que mantienes interiormente contigo mismo. Practica y aprende a diferenciar tu voz interior de otras voces: juicio, víctima…

 

Cada uno que alguna vez ha meditado sabe lo difícil que es calmar los pensamientos para entrar en contacto con nuestro espíritu, con nuestra sabiduría y por ende con nuestra intuición..

 

Una forma sencilla de meditar es intentar únicamente percibir tu diálogo interior.

 

Esta, es una experiencia que nos ayuda a tomar consciencia de los pensamientos que nos acompañan en nuestro día a día. Muchos de ellos nacen de la programación que tenemos desde hace tiempo. Darse cuenta de ellos nos ayudará a cambiar.

 

Podemos diferenciar entre pensamientos que nos limitan y la voz de nuestro guía interior. Esta última podemos decir que muchas personas, no la escuchan. Simplemente prestan su atención a sus pensamientos. Relájate y déjate guiar por esta voz savia, interna que te guía.. es una experiencia natural, sencilla y muy humana que tras el paso de los años y el ritmo frenético de nuestro tiempo, hemos dejado de escuchar y debemos recuperar para conectar con nuestra esencia.

 

Quiero presentarte un ejercicio práctico para entrar en contacto con tu intuición, ¿listos?

 

Siéntate o túmbate para relajante y cierra los ojos. Respira profundamente y cada vez que respiras imagina que tu cuerpo se relaja y tu mente también. Imagina que tu consciencia se desplaza hacia un lugar más profundo de ti, por ejemplo hacia tu corazón…, intenta ir cada vez más profundo hasta que encuentres dentro de ti un sitio más tranquilo y en paz… Allí entra en contacto con tu sabiduría interior. Pregúntale si hay algún mensaje para ti, o hazle tú alguna pregunta que quieras saber la respuesta, o simplemente déjate llevar y pregunta todo aquello que te surja… déjalo venir, no analices… Si te parece que no está pasando nada, no te preocupes, quizás dentro de un rato, días o semanas obtendrás la respuesta… pero el beneficio de este ejercicio es inmediato, pues sentirás que estás más en contacto contigo misma, con tu intuición y con el Universo.

¿Te interesan los artículos de Mikah?
No te enviaremos más de un correo al mes.

Dejar comentario