Proponte más auto-confianza, proponte objetivos

Autoconfianza

Una buena manera de mejorar tu autoestima es fijarte objetivos. Los objetivos ¡siempre te hacen crecer! No obstante, no es bueno empezar con objetivos demasiado grandes o ambiciosos, sino más bien, con pequeños retos, concretos y sencillos que te ayuden a sentirte feliz.

Por propia experiencia, puedo confesarte que algunas veces me siento satisfecho conmigo mismo, reconociendo que algunas cosas no las domino bien… Pero también sé reconocer otras cosas que sí sé hacer bien.

Con este pequeños ejercicio de sinceridad conmigo mismo he aprendido a ver donde están mis talentos y dónde no. Y prestando atención en lo que haces bien, te das cuenta que es placentero marcarte objetivos y alcanzarlos.

No obstante, muchas personas, suelen poner toda su atención en aquello que no les va bien o que no saben hacer, lo que hace que sientan mucha irritación y hasta cierta frustración con ellos mismos.

Yo, a esto lo llamo la LEY DE LA MONTAÑA.

Muchos seres humanos, queremos estar directamente encima de la montaña, en lugar de caminar poco a poco hacia la cima. De esta manera nos estamos olvidando de 2 temas muy importantes:

-En la vida, el camino en sí, ya es todo un arte, a veces complicado, pero es lo verdaderamente importante

– Nos olvidamos de disfrutar del camino, de pararte y observar sus asombrosas vistas.

 

 

Si en cambio, te empeñas en situarte de golpe encima de la montaña, tienes que saber que hay una gran e importantísima desventaja: si te caes, no sabes como volver a subir.

Otra ventaja de dedicar energía y tiempo en mejorar aquellas áreas que te gustan y sabes hacer bien, es que la mejora será más rápida. Un ejemplo muy conocido es el de la tenista Steffi Graff. Ella con su excelente “ golpe de derecha” consiguió llegar a la cima del tenis mundial y mantenerse en esa posición durante largo tiempo.

No obstante, en su empeño por mejorar sus puntos débiles, cambió de coach, para que le ayudará a desarrollar su revés.

Steffi dedicó mucho tiempo a mejorar esa técnica y el resultado fue que ella perdió el placer por su juego y empezó a jugar peor y por ende, a perder partidos.

De repente se dio cuenta que lo que tenía que mejorar y potenciar era su golpe de derecha! Así fue como empezó a mejorar su velocidad, sus instintos y lo consiguió! Su golpe mejoró y sus resultados volvieron a aparecer!

Consejo: enfócate a mejorar tus puntos fuertes!

 


Dejar comentario