La paradoja de los objetivos disfruta del paisaje!

Subir la montaña, disfruta del paisajeRecuerdas cuando hablamos en un anterior artículo sobre ¿cómo subir a la montaña?

http://mikah.es/proponte-mas-auto-confianza-proponte-objetivos/

Decíamos que podíamos llegar a la cima de 2 maneras: de un brinco o lentamente disfrutando del camino.

Si lo has hecho bien, habrás descubierto que es más placentero, ascender observando el paisaje!

Muchas personas, entre las que me incluyo yo en el pasado, vislumbrábamos grandes cumbres, objetivos apasionantes a conseguir! Y cuando los conseguimos, en vez de mirar a nuestro alrededor para valorar el camino realizado, a lo lejos nos fijábamos ya en otra cima mayor, más excitante y ambiciosa por descubrir… y hacia allí es a dónde te dirigías nuevamente! Sin descanso!

Pensando y actuando así, estás de acuerdo conmigo en que es fácil olvidarse de disfrutar de la vida?

La vida es un conjunto de montañas! siempre hay nuevas cimas por descubrir, pero la base de la esencia de vivir está en gozar de las montañas ascendidas, de los picos conquistados!

Si esto te ocurre, tranquil@! Es muy habitual en nuestra sociedad!

Yo a este “fenómeno” le he puesto un nombre: “la paradoja de los objetivos”!

Qué quiere decir?

Esencialmente las personas necesitamos los objetivos y alcanzarlos para sentirnos bien y realizados y en última instancia para crecer como personas.

Es decir, necesitamos tener objetivos, para sentirnos vivos :-)

La paradoja consiste en que cuando has conseguido un objetivo ni siquiera disfrutas de él, que te marcas otro más grande, mayor, más ambicioso..

Y también en que creemos que para lograr la felicidad debemos conseguir, sí o sí los objetivos que externamente nos hemos marcado!

Pensamos que hay que conseguir algo exterior para sentirte bien en el interior.

Bienvenido a nuestro mundo actual!

En realidad, la felicidad está más bien en disfrutar del camino mientras que consigues tus objetivos. Dicho de otra forma, la felicidad es más bien un acto interno, un estado interno y como última consecuencia la ley de la atracción te funciona mucho mejor si por dentro te sientes bien.

De este modo puedes atraer más felicidad, más alegría, más amor, más causalidades…mientras que si solo te fijas en el siguiente objetivo,.. lo único que vas a conseguir es frustración.

Y si nos sentimos frustrados, te imaginas lo que vas a atraer?

Así que si tuviéramos que resumir en una frase sería:  “lucha por tus objetivos, consíguelos, pero hazlo siempre disfrutando del camino y siendo internamente feliz”.


Dejar comentario