Conexión interior, ¡podemos tenerlo todo!

Conexión con tu yo interior

En nuestro día a día, con prisas y obligaciones, tendemos a focalizar nuestra atención hacia el mundo exterior, necesitamos llenarlo con comodidades y cubriendo nuestras necesidades, pero nunca acaba de verse completo.

 

Todo ello tiene una sencilla solución, debemos enfocar nuestra atención en nuestro universo interior… si llenamos nuestro si interno, podremos crear abundancia en nuestro mundo exterior.

 

La idea está en encontrar el equilibrio entre nuestros dos universos.

 

Si atendiéramos un poco más cada día a nuestra intuición, si realmente decidiéramos empezar a guiarnos por ella, inmediatamente se abriría mucho más nuestro canal interno, promoviendo el paso de energía positiva a través de él…

 

Sin ir más lejos, las células de nuestro cuerpo reciben constantemente energía, es sólo tomar consciencia en la manera en que nuestro cuerpo actúa… cuánta más energía, mayor rapidez en regeneración y más vida!

Busca a través de tu intuición despertar tu potencial, tu luz y tu fuerza vital.

Cuando hablamos de intuición hay una parte de nosotros a la que le vibra la idea de dejarse guiar por ella, vincularse y sentirse conectado con esa vibración….

Pero también hay una parte de nosotros que no se fía, que te dice susurrando: no se sí puedo hacerlo, no se sí tengo que dejarme llevar, será bueno? Cuándo sabré como hacerlo?…

Esta parte también es natural, hay que aceptarla y darle herramientas para que aprenda a relajarse y a confiar.

Si no conseguimos cruzar esa línea, la de confiar en nosotros mismos, la vida se tornará bajo nuestros ojos, como un campo de batalla, lleno de lucha y de mucho esfuerzo…

No es mejor vivir conectados con otra fuente de energía positiva que te ayude a conseguir tus propósitos de manera sencilla y a vivir saludablemente?

Deja de centrar tu atención en el exterior, sobretodo en estos tiempos en que la luz de hace unos meses para muchos se torna oscuridad… en estos momentos lo mejor es ir hacia dentro, buscar tu esencia, conectar con tu sabiduría interior y dejar renacer tu fuerza para después entregarte al exterior.

Un ejercicio sencillo y resolutivo:

Ponte cómodo, sentado o estirado, cierra los ojos y relájate… imagina que vas a entrar en contacto con tu sabiduría más profunda… formula mentalmente el problema y pide a esa fuente de sabiduría un consejo… seguidamente relájate unos cuantos minutos e intenta abrir tu mente y tu cuerpo para sentir emociones, visualizar imágenes o crear pensamientos…

Puedes que la respuesta te llegue al momento, o en las horas sucesivas o en días posteriores, pero seguro que te llegará, si confías en ti mismo.

Atrévete a practicar diariamente tu conexión con tu intuición, intenta un par de veces al día parar y escuchar tus pensamientos más profundos, desarrolla esta habilidad y aplica las respuestas que obtengas, poco a poco irás ganando en confianza y te será más sencillo conectar contigo mismo.

 

 

¿Te interesan los artículos de Mikah?
No te enviaremos más de un correo al mes.

Dejar comentario